Quizás seas una de esas personas a las que les encanta conversar con tu perro?
Seguramente te habrás dado cuenta de que a veces gira o inclina la cabeza hacia un lado cuando le hablas verdad? … e incluso observas de que adopta una expresión extraña que te llega a parecer incluso algo confusa.

Los perros son extremadamente curiosos, lo cual es una de las principales muestras de su inteligencia, por lo tanto tratarán de identificar cualquier clase de alteración que se produzca en su entorno.
Hay diferentes teorías que intentan explicar el por qué los perros giran la cabeza cuando les hablamos, si tu mejor amigo adopta este tipo de comportamiento, no hay duda de que este nuevo artículo de GOSYGAT está hecho para ti!

Varios pueden ser los motivos por los que tu perro ladea la cabeza cuando le hablas:

Para escucharte mejor.
Para verte
Porque sufre algún dolor
Para captar tu atención

Tu perro inclina la cabeza hacia un lado para escucharte mejor

Una de las razones se debe a que la audición canina está mucho más desarrollada que la del ser humano, lo que les permite percibir una mayor cantidad de frecuencias de sonido que no escuchamos en absoluto. Con base en esta idea, algunos investigadores argumentan que si el perro inclina su cabeza hacia un lado cuando hablas con él, es para colocar sus oídos de una mejor manera y así optimizar su capacidad de capturar los sonidos que le emites. A él no le bastará con oír la palabra, se centrará mucho en el tono que usarás para hablar con él.
Según investigaciones científicas recientes los canes reconocen cerca de 165 palabras humanas (algunos más) y son capaces de contar hasta cinco. Entonces, no sería extraño que muevan la cabeza para distinguir mejor algunos de estos vocablos y expresiones claves del idioma humano, como “¡Es la hora de la comida!” o “¿Quieres salir a la calle?”

Inclina su cabeza hacia un lado para verte

Desde que era cachorrito cuando estaba contigo, se acostumbró a colocar su mirada hacia arriba buscando tu rostro y expresiones faciales que le permitieran descifrar lo que quieres de él y saber en qué estado emocional estás. Por ello una de las teorías del porqué giran la cabeza cuando les hablamos se debe a que necesitan analizar nuestra cara. Además, debido a su fisonomía, a algunas razas de perros les resulta difícil mirar a las personas a la cara, de hecho, inclinan la cabeza hacia un lado para obtener una visión completa de nuestra cara. Hablamos de razas de perro con un gran hocico ( Galgo, Collie, Bull Terrier, Dogo...) que les impide tener una visión completa de nuestra cara cuando lo miramos desde el otro lado. El hocico reduce la visibilidad frontal del animal y en concreto, en su posición habitual el can no ve la zona inferior de nuestro rostro: es decir, la boca de su interlocutor.  Si embargo razas de perros chatos como el Bulldog Inglés , Bulldog Francés, Carlino o bóxer es más sencillo leer nuestros labios sin inclinar tanto la cabeza.

Inclina la cabeza hacia un lado porque sufre algún dolor

A veces, el hecho de que el perro incline su cabeza hacia un lado puede ser causado por un sufrimiento en el oído que podría hacer que él incline su cabeza para aliviar el dolor que siente. Por supuesto, cuando se trata de este caso, tu perro no lo hará una vez y lo hará de manera compulsiva, lo que hace que su diagnóstico sea mucho más fácil. Además, este síntoma suele ir acompañado de diversas señales;

-El perro permanece irritable y no deja de mover la cabeza.
-Tiene irritación en la parte rosada interna de la oreja.
-Presenta una acumulación excesiva de cera sin importar cuanto la limpies.
-Las orejas le sangran, tiene protuberancias u otra clase de anomalías.
-Camina en círculos, camina desorientado.
-Da muestras de dolor en las orejas o en la cabeza.
-No atiende cuando lo llamas, pérdida de capacidad auditiva.

Por tanto, si sospechas que tu perro pueda estar sufriendo algún problema de los descritos en el oído, no dudes ni un segundo en consultar con tu veterinario de confianza.

Giran la cabeza para captar nuestra atención

Existe un grupo importante de expertos en comportamiento canino que se inclinan a pensar que, en muchas ocasiones, esto corresponde a un condicionamiento creado por nosotros.
Si cuando el perro por algún motivo ladeó la cabeza y recibió una atención extra, o alimento, terminará asimilando esa actitud con una recompensa.

Ese tipo de condicionamientos se logran a través del refuerzo positivo, que es uno de los métodos más usados por los adiestradores, y también uno de los más eficaces.

Aunque los motivos que pueden llevar a tu perro a inclinar la cabeza cuando hablas con él son muchos, ¡tu perro puede tener este comportamiento por una combinación de las razones que acabamos de mencionar o por una sola! Es muy posible que intente escucharte y que lo encuentres tan encantador cuando se inclina la cabeza que le abrazas, ¡invitándolo así a comenzar de nuevo!